LAS CINCO BOTELLAS QUE NO PUEDEN FALTAR EN TU BAR

Para Machos alcohólicos  de verdad..


Si eres un amante de la coctelería o te gusta tener reuniones de vez en cuando en casa, hay ciertos elementos esenciales para ser un buen anfitrión. Obviamente debes contar con una coctelera o shaker, copas y vasos —no, los que te sobraron del Corona Capital no cuentan—, una cuchara larga de bar (bar spoon), un jigger o vaso medidor y un colador.
En cuanto a destilados, estas son las cinco botellas imprescindibles. Saca la lista del supermercado de Hello Kitty y toma nota.
Whisky y bourbon
Existen muchísimos tipos que dependen del lugar de origen y los ingredientes. Por ejemplo, está el whisky escocés (dividido en single malt y blended); el whiskey irlandés; y el estadounidense, con sus variantes como el bourbon y el rye.
El scotch es un imprescindible para preparar bebidas como el Old Fashioned, con un poco de amaretto y bitters de naranja. También puede tomarse solo, en las rocas o con agua mineral, un básico que no falla.
También es importante tener un buen bourbon en casa, una bebida ligeramente más aromática y con un toque acaramelado, necesario para sorprender a las visitas con un Manhattan, o, por qué no, solo o con un poco de ginger ale.
Vodka
No queremos generar una guerra entre Polonia y Rusia sobre los derechos de este elixir, pero gracias a su color, sabor y aroma, es una de las bebidas más versátiles y preferidas para la coctelería. Sobre todo si tus amigos se quedaron atrapados en los años noventa.
En México no suele tomarse solo, pero va muy bien con todo tipo de jugos y nunca faltará quien te pida el clásico vodka tonic. Además puede ser la base para experimentar o servir cócteles que gustan a cualquiera, como: el Bloody Mary, el Vodka Martini, el Cosmopolitan o el Ruso Negro.
Ginebra
Este destilado es el resultado de la infusión de bayas de enebro y otras hierbas en alcohol, por eso varios lo conocen como “el vodka con sabor”. Es una bebida muy aromática, elegante y fácil de combinar, y una de las favoritas de la mixología a nivel mundial.
Cada marca tiene una mezcla e infusión diferente, así que los sabores pueden variar: algunos más secos y otros más frutales o cítricos. Escoge el que más te guste y podrás preparar grandes clásicos, como el Gin Tonic y el Martini, o uno de nuestros consentidos, el Negroni.
Ron
Esta bebida es única, ya que a diferencia de otras sólo se compone a partir de un elemento: la caña de azúcar. No existen estándares tan específicos ni una clasificación tan exhaustiva. Pero hay blancos, dorados, añejos y algunos más dulces o especiados.
El ron es la base para muchas bebidas tropicales, como la Piña Colada o el Mai Tai, ideal para la playa o un día soleado. También puede ser el pretexto ideal para transportarse a La Habana y preparar un Daiquirí, un Mojito o la clásica Cuba Libre.
Tequila y mezcal
Para cerrar con broche de oro, no puede faltar en tu bar el tequila. Este destilado con denominación de origen es básico en cualquier hogar mexicano. Es ideal para tomarse solo o sorprender a la tía bailadora con una Luxury Margarita o un Tequila Sunrise.
El mezcal, otro pilar de la cultura mexicana, también ha ido tomando su lugar dentro de la mixología gracias a los acentuados aromas del agave. Es una excelente opción para tomarlo solo o preparar interesantes mezclas, como el Jamaica Habanero o el Unión Serrano.
Por otra parte, te recomendamos que siempre tengas agua mineral, agua tónica, ginger ale, refrescos, jugos, aceitunas, limones, naranjas y mucho amor. Ok, no.

ChichiNalgoPiernudas Sin fines de LUCRO. Si te gusta el CONTENIDO y gustas, APÓYANOS con un DONATIVO. Buen Día
Free porn videos Free porn videos Free porn videos
Share on Google Plus