¿Realmente importa la edad en una relación?

Cuando comienzas a salir con una mujer, probablemente surgirá esta pregunta: ¿cuántos años tiene?



Si no hay mucha diferencia entre ustedes, la conversación pasará a otra cosa.

Sin embargo, los hombres tienden a preocuparse mucho por la edad si la mujer es cinco o incluso 10 años más joven. Y puedes esperar la misma reacción si ella es cinco o 10 años más grande.

Luego de entrevistar, hace algunos años, a más de 3 mil hombres y mujeres, investigadores de la Universidad Emory encontraron un aumento del 18 por ciento en el riesgo de divorcio en parejas con una diferencia de edad de solo cinco años, en comparación con las parejas de la misma edad.

La investigación también sugiere que una diferencia de edad de 10 años incrementa el riesgo de divorcio en las parejas en un 39 por ciento, y una diferencia de 20 años lo aumenta 95 por ciento.

La buena noticia es que una diferencia de edad de solo un año incrementa este riesgo en 3 por ciento.

Sin embargo, la encuesta puede hacer que la diferencias de edad se vean peor de lo que en realidad son, asegura la doctora Jessica O’Reilly, experta en sexo y relaciones.

De hecho, los autores del estudio admitieron posteriormente que, aunque había una correlación entre la diferencia de edad y los divorcios, no podían predecir definitivamente el riesgo de separación de una pareja.

Y esto tiene sentido: “Existen tantos otros factores que te diferencian de tu pareja”, dice O’Reily.

Tu educación, geografía, historia familiar, cultura e ingreso, por ejemplo, todo esto le da forma a tu personalidad y a los valores de una relación, asegura. Y esto puede ayudar más a la predicción de cómo te irá en tu relación que la diferencia de edad.

De hecho, ser 20 años mayor o menor que tu pareja, a veces puede ser bueno, agrega la doctora Jane Greer.

“Esto ofrece la oportunidad al más joven de llevar vitalidad a la relación, mientras que la persona más grande ofrece sabiduría y experiencia”, explica.

Desafortunadamente, aparte de la evidencia anecdótica de los expertos y el estudio de la Universidad Emory, definir una diferencia de edad perfecta para una pareja es muy difícil.

Esto se debe a que no hay manera de predecir acertadamente el éxito de una pareja, basándose solamente en la diferencia de edad, asegura O’Reilly.

“Sin importar cuánta información recopiles, no hay manera de predecir cómo se comportará un matrimonio”, dice ella.

Dicho esto, una manera segura de estropear tu relación es preocuparse por la diferencia de edad, asegura la psicoterapeuta, Tina B. Tessina.

Recuerda: no estás destinado a ser una estadística.

“Si ustedes se llevan bien, tienen buena comunicación, habilidades para resolver problemas y se aman, esto es mucho más importante que la diferencia de edad”, indica Tessina.

Si otras personas tienen problema con la diferencia de edad, deja que sea su problema. 


Share on Google Plus