Cómo Darle un Masaje a una Mujer

Tu guía de cuatro pasos para frotarla como se debe y dejarla pidiendo más.


Cuando le des a una mujer un masaje, hazlo lento. Este es el mensaje del masaje según Susan Findlay, directora de la Escuela de Masajes Deportivos del Norte de Londres.

Para darle un masaje a una mujer “Utiliza la parte baja de la palma de tu mano para realizar movimientos fluidos y continuos y trabaja toda la extensión del músculo”, indica Findlay.

PREPÁRALA PARA LA GLORIA


Pídele a tu mujer que se acueste boca abajo en una toalla o en una cama firme. Disfruta la vista y baja la luz.

Coloca algo de aceite en tus palmas y frótalas para calentarlas.

SÉ DELICADO
 Comienza en sus hombros y dirígete a los músculos en la base de su cuello antes de masajear cada uno de sus brazos.

Suavemente pellizca (entre tus pulgar y dedos), aprieta y amasa su piel. Si tensa los músculos (o, peor aún, se queja), hazlo aún más suave; debe estar completamente relajada.

SIGUE
 Regresa al cuello y vete moviendo hacia su espalda baja, haciendo círculos suaves, movimientos en el sentido del reloj, utilizando la misma técnica de masaje que en sus brazos.

TERMINA FUERTE
 Termina utilizando las palmas de tus manos para masajear su espalda baja. Todo el proceso te debe tomar 45 minutos y, con suerte, mucho más.

No te preocupes si te excitas. No te preocupes si ella no. Música suave y velas son opcionales.





Share on Google Plus