Lo Que Sucede En El Metro Del D.F.

Les traigo un videito que me encontré, dura 7 min, pero tiene sus buenos momentos:
- Señora Que Agarra Penes En El Metro: http://adf.ly/dxa56 [perdón por hacerles esperar cinco segundos ;)] si no les abre a la primera, actualicen!!

Mientras les contaré una historia....

es un poco sucia y hasta pues muy .. si muy perversa. Bueno me metí al metro ahí en Allende. Me gustan los últimos vagones, el penúltimo o último. El caso es que no sé por que me ha dado de fantasear con chavitos de prepa. Y pues apenas hace dos semanas, satisfací esa fantasía de que un morrito me repegue el camarón. El caso es que habrá tenido unos 17 años más o menos. Y fue de pura casualidad. El vagón se empezó a llenar de gente. Me fui recorriendo. Ahí estaba el morrito que ni lo había visto. Y pues tanta gente llevo a una sola cosa: A quedar de nalgas frente a este, en un rincón cerca a la puerta. Y pues, trataba de que no pasara nada. De hecho el morrito muy inocente. Y pues que me gana la calentura. Yo iba vestida con un pantalón ajustado de vestir, y debajo; adivinen! Una tanga! .... - Imagínense la sensación de un chile cuando traes tanga! -

El caso es que me fui acercando hasta sentir su presencia. Y pues de repente me empecé a mover, restregándole las naylons. El chavito ps como no queriendo se quería hacer a un lado pero no podía..... Me sostengo de la mano izquierda y con la derecha le agarro una pierna. Creo que ahí cuando supo lo que yo quería. El caso es que ya no puso resistencia. Yo seguía restregándole el trasero hasta que se le empezó a parar. Llegamos a Bellas Artes, baja poca gente, sube más gente. Era perfecto!!! Podía cumplir mi fantasía sin problema alguno!!! Las cabezas en lo alto, las miradas perdidas en el horizonte!! Era el momento ideal.....

Y no sólo fue un arrimón rico para el chamaco y para mí. No sólo fue eso. Si no que con tanta gente y nosotros en un rincón, pude con una mano, acariciar su muslo, recorrer hasta hasta su cosa, manosearsela, y bajarle el zipper; meter la mano suave y delicadamente, a penas rozando su camarón.... y agarrarlo y darle un buen masaje de huevos!!! Estábamos tan apretados y tan cerca, que podía sentir su respiración exaltada en la nuca. Fue exitante.

Giro un poco el cuello y le zuzurro que me abrace. Lo hace. Le digo que con la mano derecha me empiece a dedear la pepa... Y no tardando puso sus dedos en mi pucha. Algo tímido e inexperto... pero me gustó!!! Me quería bajar el cierre, pero no!! jeje. Hasta que llegamos a Hidalgo, y nos seguimos. Yo lo masturbaba y él a mí de forma con menos contacto con la piel Le acariciaba las bolas y de vez en cuando sacaba la mano para que me recargara su chile. Y curiosamente a pesar de ser un chavillo, lo tenía de tamaño aceptable.

Le vuelvo a meter la mano en el pantalón, pero esta vez, su respiración se sentía más agitada... y vino lo que se tenía que venir... Mi mano llena de leche.... Semen calientito, rico... y sin ganas de desperdiciarlo, como para hacerme un cafecito . Yo con la mano aun dentro intento limpiarme.....

Finalmente llegamos a revolución... antes de bajarme me volteo y lo miro a los ojos. Levanto la mano y me la tallo por la cara, le guiño un ojo y le sonrió y me voy... Jamás olvidaré su cara de: No lo puedo creer! NO MAMES!!!
Share on Google Plus